El Eco Que Salpica en la Niebla

Standard

ELNDB 8 copy

¿Cuál es ese caminar en búsqueda de Aquel,
Que se oculta en la Niebla?
¿Cuál es ese caminar cuando se escucha su Voz
En el susurro del Viento suave y húmedo,
Queriendo compartir su Secreto?

Caminar del caminar siguiendo el murmullo,
Buscando vislumbrar un anticipo con lo Eterno,
La magnificencia del latir que crea el universo.

Caminar del caminar con la certeza de que ahí en la bruma,
Descansa el misterio que no se deja ver,
Su desnudez seria para nosotros, los mortales, la muerte…

Aún así, Caminamos,
Buscando alcanzar esa chispa Divina,
Aliento que nos impulsa aumentando la sed,
Aún en la fresca nube
Que penetra hasta el alma.

Atravesamos el sendero,
El caminar del vivir,
Siguiendo el Eco que salpica en la niebla;
El incesante Eco que nos llama y nos llama,
Y nuestro ser alborotado en la concordia de su llamado,
Lo ve, aún en lo que permanece oculto, Lo ve,
Aún en nuestra mortalidad limitada, lo ve. Aleluya…

9 de Mayo, 2017

Fue un Misterio Impenetrable

Standard

Botanical Garden Lotus copy

Sentado a sus pies,
Rodeado por un océano de túnicas color Sol y Vino,
Contemplo el obsequio;
En compañía del Sangha,
Ahí me ubico
Incluidos con ellos.

Su santidad, el Dalai Lama,
Esta sentado a mi alcance,
Y recita las palabras sagradas.
Las palabras resuenan,
Trenzando un movimiento que sube a los cielos;
Palabras que nos circulan, nos rodean,
Y penetran el corazón.

Hay silencio interior,
Sentado en su presencia,
Hay silencio interior…

El recita, cumpliendo con sus deberes sacerdotales;
El recita, dirigiendo a los fieles en su interior, y en su caminar;
Un acto de suprema humildad.

Frente a la grandeza del “Yo Soy” callado,
Frente a la inmensidad de un océano sin fondo,
Vacío de forma y substancia,
El recita, en ritmo con la energía que sostiene el universo.

Y ahí me encuentro yo, con las piernas cruzadas, sentado en el suelo,
Un sacerdote occidental Latino,
Rodeado por una multitud de caras Asiáticas del Tíbet y Vietnam,
Monjes y monjas a los pies de su mas venerado maestro,
Y me pregunto ¿Por qué?
¿Cómo llegué a este lugar y momento en el tiempo y espacio?
¿Por qué me incluyeron en este océano de túnicas color Sol y Vino?

Y en un susurro me llego este mensaje:
Fue “el no tiempo” que te trajo a este lugar,
Fue el Tao,
Fue Jesús,
Fue tu gran amigo Thich Chon Thanh,
Fue tu karma,
Fue el Buda…
…Fue un Misterio Impenetrable.

© 5 de Mayo, 2015
© Traducido el 20 de Febrero, 2017

Requiem for a Bridge, Photographs at the Focal Point Gallery

Standard

From my series: “Requiem for a Bridge”. I’m going big, 24X30 Canvas Size Giclee Photographs. I will be showing these two Black & White pieces at the Artists Choice exhibit next month (Focal Point Gallery on City Island). Please join me for the opening reception, Friday March 3rd. at 7:00PM. 321 City Island Ave, the Bronx. Bring your checkbook, cash, or credit card, or just drop in for the free wine. requiem-for-a-bridge-5-copy requiem-for-a-bridge-4-copy

When Stillness Emerges

Standard

Flame 6 copy 2

When stillness emerges
A universe opens
The inward gaze becomes witness
To an ocean of movement
Pulsating, vibrating
Enticing the soul to plunge in,
And surrender to its depth and beauty.

The Buddha turns his gaze inward,
Jesus cries Abba,
Rumi dances in spirals of ecstatic LOVE,
And poets everywhere
Become the prisoners of boundless Adoration.

Where does loneliness dwell when there is solitude?
What power of LOVE ignites the blaze in darkness?
What does a flame dancing in stillness reveal?

Slowly the mystery unravels,
Each time revealing just another enticing foretaste,
Of a horizon bursting with boundless layers of light within.
Each time pulling us into the deepest LOVE,
Each time tugging us into irresistible LOVE,
Each time revealing that there is only LOVE.

©Wilfredo Benitez
May 16, 2016

Cada Día Que Pasa

Standard

Crowded Isolation copy

Cada dia que pasa
Veo el milagro de Dios en todo;
Y cada día que vivo,
Quedo desconcertado
No entendiendo el por qué,
Al caminar por un milagro,
Los que me rodean
Marchan en absoluta ceguera del milagro.

Me rodea un torbellino de prisa,
Un corre corre ansioso sin rumbo
Masas de carne y hueso,
Que se mueven de un lugar al otro
Sin destino, sin rumbo, sin vida;
Sus pasos camino a la sobrevivencia que ahoga;
¿Por qué?

En medio de todo
Percibo la sublime soberanía
Situada en todo;
Diviso la danza de cada átomo
Nutrido por el milagro que nos rodea.

¿Por qué rehúsan doblar la rodilla
Y rendir honor y reverencia?
¿Por qué insisten,
En comer del árbol prohibido,
Y quedar esclavos del dolor y el sufrimiento?
¿Qué locura es esta?

Cada día que pasa
Veo el milagro de Dios en todo,
Y mi ser desmaya.
¿Hasta cuando Dios mío?
¿Hasta cuando la locura,
De vivir en el mundo
De los ciegos a tu belleza?

Wilfredo Benítez
24 de Mayo, 2016